La Mamma, la Lady y sus Diamantes

Por Jacobo Naya

Agradeciento la amabalidad de Gruta77 por apoyar a Onda Mayor, nos acercamos el viernes pasado al concierto que Lady Dottie & The Diamonds nos iban a deleitar. Llegamos pensando que nos habíamos perdido a los O’Clock, por culpa de que se me ocurrió ir en la furgo hasta el local, pero no fue así, llevarían dos canciones cuando nos pedimos una cerveza y empezamos a ver el espectáculo.

No os voy a engañar, no me gustaron. Era como un poco de strokes mezclado con un poco de la movida, pero con un rollo en las letras y en la actitud del cantante que no me dio ninguna confianza durante toda su actuación. No se si habían metido algo, pero, que se te caiga la púa y no saber que hacer el minuto siguiente con la guitarra más que rasguear al aire, intentar que acoplara en el canal limpio del ampli o hacer como que le estás haciendo de todo menos el amor…no se …Lo que si, quiero conocer a su manager!!! Joder, tocar antes de esos máquinas siendo unos tíos “elegantes del extrarradio de Madrid”, a mi me cerraron la puerta de la Gruta por no ser de Madrid, y tener bastantes méritos con mi grupo gallego…

Los diamantes pronto empiezan a montar, y después de solucionar una pequeñez con el teclado empezó a sonar aquello a lo que nuestros oídos esperaban: sonido añejo y con espíritu. Un instrumental, y entra la diva de la noche armada con una pandereta con forma de corazón que, cual arco de cupido, te iba señalando y haciendo que desde ese momento no pudieras de dejar de mover el esqueleto.

Igual por ese motivo la gente no estaba tan animada como de la mitad para el final del concierto, o porque, como era en mi caso, el buen hacer de la banda (miembros de Dirty Sweet) te dejaba boquiabierto. Un teclista brillante, que enloquecía con sus coros, su forma de tocar la armónica y a la vez seguir acompañando con la otra mano al resto de la banda. Una sección rítmica contundente y un guitarrista que para mi, un tío con mucho, mucho criterio (sabía cuantas notas dar, con el menor numero de virtuosismos para dejar paso a su capacidad de construir auténticas melodías con el número perfecto de notas!). Pero teníamos delante a Dorothi Mae, que quién diría que esa mujer tiene más de sesenta años!

Se pasearon por el disco, otra joyita, dejándonos las versiones de Walking The Dog , Wang Dang Doodle que lo mejor de todo es que iban dedicadas a gente del público!
-Esta canción es para nuestros nuevos amigos Miguel y María. (poned acento inglés y cada par de temas iban con introducciones como está!) Me pareció buenísimo y me pareció una muestra de humildad y preocupación por su público que ya mucho podían tomar nota. Por supuesto aparecieron I Ain’t Mad At You , Como Along Together y su versión de Have Love, Will Travel, que fueron toda una fiesta entre los asistentes.

¿Y podía pasar más? Seeeh!!! Una espontánea que parecía que la única intención que tenía era llamar la atención de “timidillo” bajista que no le pareció suficiente tirarle un cigarro (fallando y dándole a Lady Dottie), quitarse la camiseta, esta vez acertó y por último subirse al escenario a bailarse dos de los últimos temas!!! Y qué temas le siguieron! Shake de Otis Redding en el primer biss, y en el segundo SHOUT! . GRACIAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: