Sidonie: pirómanos con brasas pero sin llamas

IMGP2199_1

Por Jacobo Naya/Fotos: Jacobo Naya

El jueves pasado volvimos a la Joy Eslava, esta vez para ver a Sidonie que presentaban su alabado nuevo disco “El Incendio”. Ya que nos habíamos perdido la cita en El Sol en septiembre, esta vez no había perdón si no íbamos.

Llegamos prontito para intentar pillar un sitio medio privilegiado y así hacer que las posibilidades de sacar alguna foto decente aumentaran (nada dio resultado, lo siento). Nos dicen que no estamos en la lista de prensa. Empezamos bien. Después de una pequeña conversación el buen hombre nos deja pasar, pero sin “pase de fotógrafo”. Una pena.

La Joy está especialmente decorada para la ocasión. A modo de los girasoles de la última gira, esta vez, ramos de rosas rojas decoran los micrófonos y parte del escenario. Encima de los amplis, luces de alarma. Pantalla para proyecciones en directo, se nota que las cosas les van bien. Me gusta.

Abre la noche Alondra Bentley, una de las últimas artistas en pasar por el estudio de Paco Loco. Ella sencilla, tímida y con buena voz. Habrá que escuchar su disco a ver que pasa. Últimamente, me estoy planteando mi opinión sobre la sobreproducción de cantautoras, pero bueno, ese es otro tema.

IMGP2168_2

Suena la señal de alarma que da paso a los autores del incendio. Entran con ganas, fuertes, y comienza el coro incansable (desde la primera a la última canción, olé!) e implacable de todo el público de la Joy a rebosar. No tan implacable, Axel, que la batería empezó algo irregular en los primeros temas, al rato desapareció para dejar paso al habitual “Axel Acrobacias Moon”, todo un espectáculo sobre el escenario.

Poco a poco van cayendo temas como la fenomenal Sin querer, A la vera del mar, Nueva York, y aquí subrayo las cuidadas segundas voces y coros ensayados de los catalanes. No sabría decir si fue en Por ti o en En mi garganta, que me invadió un romanticismo tal que pensé que toda la sala se iba poner de acuerdo para encontrar pareja en ese instante. Cosas del directo supongo. Giraluna, no faltó y fue muy buena, con el público sentado y Marc paseándose por el foso mientras un juguetón piano coloreaba sus pasos, la gente no se lo creía.

IMGP2184_1

Entre chupitos y  olvidos de letra, aparecen los momentos más psicodélicos y rockeros del concierto, con sitar, Feeling Down. La cosa va terminando, Adiós y El incendio que te hacen afirmar que tienen grandes temas y que sí, es un disco de directo. Ya en los bises Alondra Bentley  vuelve para aportar la voz femenina de Un dia más en el mundo y vuelven al inglés con On the Sofa.

Lo han hecho bien. Se notan las tablas, los buenos temas y a la cantidad de gente que han convencido con su pop colándose en la banda sonora de muchos. Pero, ha habido algo que me hace pensar que no ha sido un conciertazo. Quizás demasiado popero para mi gusto personal, quizás Jesús intentando animar canción tras canción a la gente a veces sin necesidad, demasiada fiesta en el escenario comparada con el publico, no creo, pero no se que pasó. Una pena porque estos pirómanos del amor tienen sonidazo, buen gusto y grandes canciones.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: