Josele Santiago y sus Menudencias en la Sala El Sol: la música desde las entrañas

josele4copia

La historia musical de este país reconocerá alguna vez la tremenda calidad de Josele Santiago, ex cantante y guitarrista del grupo Los Enemigos. Así de claro. Los que pudimos asistir el pasado jueves 15 de enero a su concierto en la Sala El Sol, con motivo de su 30 cumpleaños, sabemos de qué hablamos. Josele demostró una personalidad artística única, como viene haciendo desde hace muchos años. Y sus características, sumadas a unas canciones mayúsculas y a una banda inmejorable, hicieron que la noche destilara música.

Acompañado de sus Menudencias, a saber: David Krahe a la guitarra eléctrica (Los Coronas), Jorge Santos a la batería, Javi Rojas al bajo (El Tío Calambres) y Luca Frasca a los teclados, Josele ofreció ante una sala llena una auténtica demostración de lo que es sentir lo que uno hace. La música de Josele está hecha desde lo más profundo del propio artista, la forma de vivir las canciones del “exenemigo” hace que cualquier seguidor se adentre en cada nota, en cada letra y en cada expresión del propio Josele.

Lo del jueves fue una muestra de cómo se puede hacer un buen rock pausado, sin distorsiones chirriantes pero sonando a rock. Y eso no significa que los músicos no se desaten más rockeros en alguna parte puntual del show. Las primeras canciones interpretadas por Josele fueron toda un declaración de intenciones de lo que íbamos a ver. “Loco encontrao”, canción que abre su último cd, con el mismo nombre, fue también la encargada de abrir la noche. A partir de ahí, mayoría plena de temas de este excelente y reciente álbum com “Vuelo de volar”, “Mar de fondo” o “Fresa y Limón”.

Santiago alternó la guitarra acústica con la eléctrica, además de, según él, actuar de “showman”, sólo con el micro, en una interpretación sobresaliente de “Pensando no se llega a ná”, de su segundo disco en solitario. El concierto fue creciendo en emociones conforme iban pasando las canciones. La parte central fue de las más destacadas, con temas como “Ciempiés”, para mi gusto uno de los mejores de su último trabajo, y una mención especial para “Olé Papa”, con la eléctrica en las manos de Josele y una parte final acelerada.

Con una copa de vino levantada, Josele interpretó “Farol”, que al que escribe estas líneas hasta le puso los pelos de punta. Otros temas que sonaron fueron “De papel”, “Pescao” o “Baila el viento”, todos ellos del álbum “Loco encontrao”. Tras un amago de salir de escena, llegó el momento definido por el propio Josele, poco dado a hablar entre canciones lo que no supone ningún problema para nadie, como un “ejercicio de nostalgia”. “Desde el jergón”, canción de Los Enemigos, supuso el único momento, mágico eso sí, para recordar a aquella gran banda. Josele la interpretó únicamente con su guitarra y su voz, algo que la hizo casi más especial.

Con “Baile de los peces” , “Mi prima y sus pinceles” (espectacular) y una versión, habitual en los conciertos de Josele, del “Walking the dog” de Rufus Thomas”, acababa el recital. Sonrisa en la boca, tarareo de alguna melodía y pensando ya en el próximo encuentro. Esa era la tónica general a la salida.

Por Miguel Muñoz Ortega

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: